Empresa Saludable

En los últimos años, desde Batera hemos desarrollado proyectos relacionados con la gestión emocional, el estrés, el liderazgo saludable, el cambio de cultura organizativa, la resolución de conflictos… con todo tipo de organizaciones: empresas industriales, ingenierías, empresas tecnológicas, de servicios, administración pública… y percibimos en las personas responsables del departamento correspondiente, una preocupación y ocupación por la salud de las personas que trabajan en la organización.

Estas organizaciones, más allá de cumplir con la PRL, con estas acciones están dando pasos en lo que se denomina empresa saludable.

Este término es relativamente nuevo. En el año 2007, la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS, dio su apoyo a un nuevo Plan de acción mundial sobre la salud de los trabajadores/as y define: “un entorno de trabajo saludable es aquel en el que los trabajadores/as y jefes/as colaboran en un proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores/as y la sustentabilidad del ambiente de trabajo”.

De esta definición destacamos tres elementos:

  • “…trabajadores/as y jefes/as colaboran…”, es decir, no es un plan impuesto por la dirección, sino que tiene que ser debatido y consensuado.
  • “…en un proceso de mejora continua…”, haciendo mención a que es un camino a recorrer, de ir avanzando en un objetivo.
  • “… promover y proteger la salud, seguridad, bienestar… ambiente de trabajo”, por lo que no nos centramos sólo en la salud y seguridad, sino que va más allá con el bienestar y el ambiente de trabajo.

Por ello, la empresa saludable tiene que ser proactiva, “cuidando” a sus trabajadores/as, y ello conllevará a una mayor satisfacción por parte de sus personas. ¿En qué se puede plasmar esta mayor satisfacción? En un aumento de la productividad, una disminución del presentismo, absentismo y siniestrabilidad, en la mejora de la reputación de la organización llevando a atraer talento a la misma…

La OMS también orienta los ámbitos en los que una empresa saludable tendría que trabajar:

  • Salud y seguridad en el entorno físico.
  • Salud y bienestar en el ambiente psicosocial, incluyendo la organización del trabajo y la cultura laboral.
  • Los recursos de salud personal en el lugar de trabajo.
  • La participación en la comunidad para mejorar la salud de los trabajadores/as, sus familiares y otros miembros de su comunidad.

Para aquellas empresas que queráis disponer de un reconocimiento de estas prácticas, comentaros que hay dos entidades que lo hacen en estos momentos:

Si estáis interesados/as, nosotros podemos ayudaros en la implantación del modelo de empresa saludable, en la definición de actividades y programas que os ayuden a conseguirlo, y en la realización y seguimiento de las actuaciones programadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *